Giardinelli: “Mi trabajo es un ejercicio de pasión”

Giardinelli: “Mi trabajo es un ejercicio de pasión”

COMPARTIR

En la Biblioteca Central del campus de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), se llevó a cabo la conferencia sobre “Literatura y Contexto Social” que brindó el escritor chaqueño Mempo Giardinelli el martes 27 del corriente mes, ante una importante cantidad de autoridades académicas, docentes y estudiantes.

Durante el evento, el escritor y periodista recibió su tercer Doctorado Honoris Causa, otorgado por la UNaF. Dicho honor académico ya le fue conferido en 2006 por la Universidad de Poitiers (Francia) y en 2015 por la Universidad del Norte (UNINORTE, Paraguay).

Al hacer uso de la palabra, Giardinelli dijo que “este es un acto de extrema generosidad y me siento muy honrado. Primero fue la sorpresa, porque un honor de este tipo se reserva generalmente a personalidades importantes, y yo no creo serlo. Sólo soy un escribidor de estos nortes, uno que fantasea como tantos, entonces prefiero atribuir este honor que ustedes me deparan, antes al azar que al talento”.

En otro pasaje de su conferencia, el escritor comentó que “mi vida ha sido más terrenal que ensoñada, o sea más intensa y dura de lo que me hubiese gustado, pero si en algo fui coherente, fue en mi pasión literaria y en mi única fe inclaudicable: la lectura y la literatura como normas excluyentes de mi crecimiento intelectual”.

“Leer y escribir fue lo que me guió y me persiguió desde mis años de militancia política sindical, luego en el exilio y el des-exilio y en la revista “Puro cuento”, que dediqué a esa pasión de narrar relatos breves, que es tan argentina y tan latinoamericana. Y claro, también en mi labor periodística en diferentes medios durante ya casi cincuenta años”.

“Yo no sé si un escritor se arrepiente de tal o cual página o libro ni si eso está bien o está mal, pero lo que sí sé hoy es que mi trabajo durante medio siglo fue un irrenunciable ejercicio de pasión lectora y pasión escritural, disciplina, imaginación a marcha forzada, felicidad onírica, mucho dolor a veces, mucha alegría desmesurada, otras; y siempre, la permanente desesperación ante los sucesivos desastres políticos y sociales de este país que amamos y nunca nos da tregua”.

“La creación literaria es uno de los pocos oficios terrestres que impone casi ineludiblemente que el sujeto reflexione acerca de su quehacer sobre la marcha. Lo que equivale a reflexionar acerca del todo y la nada que pueden conducir a ninguna parte, porque el escritor y el poeta, en realidad son un manojo más de dudas que certezas, más de interrogantes que de afirmaciones”.

Hacia el final de su conferencia, Giardinelli confirmó que en las próximas semanas dispondrá lo necesario para que la Biblioteca Central de la UNaF reciba de su parte, la donación de toda su obra literaria. Sobre esto, el escritor dijo que “este no será un acto generoso de mi parte, sino que será una prenda de entrada a esta Universidad, de la que ahora soy parte”.

Deja Tu Comentario
COMPARTIR